Reseña - Resident Evil: The Final Chapter

Las esperanzas parecen haber terminado, la lucha de la humanidad se ha vuelto un fracaso, la desesperación y muerte es de lo poco que queda en la Tierra, Alice pareciera ser la única sobreviviente de la resistencia que buscaba salvar al mundo, el final está cerca, la historia se acaba. Resident Evil: The Final Chapter, el final está donde la pesadilla inició.

Esta es la sexta y “última” entrega de Resident Evil en el cine. Después de tantos años, la que es la franquicia más longeva de películas basadas en videojuegos pareciera que encuentra su final pero, ¿después de tantas películas la serie ha crecido, se ha vuelto mejor o nos dejó un legado digno de ser recordado? No y sí. Las cintascomo conjunto no son buenas, son entretenidas en su mayoría, pero eso es muy distante a que el producto sea algo bueno o que uno quisiera ver más de una vez o por lo menos que creara un mito a su alrededor, no es de esos filmes que terminarán y en un futuro seguirán surgiendo fans aclamándolas, ni tampoco es de esas que uno en verdad llegó a pedir una segunda o sexta parte. Repito, no son buenas películas ni memorables, pero sí son entretenidas porque logran el objetivo de divertirnos por alrededor de dos horas en una sala de cine y ya, fuera de ahí no representan nada más. Uno podría pensar que después de tantos años de existir esta saga, y apoyada de una exitosa serie de videojuegos, la historia que vemos en pantalla tendría una evolución y estaría dándonos algo mejor en cada entrega, pero no, básicamente es lo mismo que hemos tenido en las ediciones pasadas.

La película originalmente buscaba que sintiéramos terror, al igual que en los juegos, y tomaba el riesgo de meter acción y peleas llamativas en sus escenas para darnos ese survival terror tan icónico en las consolas, pero poco a poco elementos tan importantes como lo son los zombies o el mismo Virus T pasaron a un segundo plano y se volvió una travesía sin sentido para destruir a una monstruosa corporación Umbrella que logró “conquistar” con muerte a todo el mundo, donde la heroína de la saga, Alice (Milla Jovovich), gracias a modificaciones genéticas logra ser la guerrera que podría poner fin al holocausto zombie, y después de seis películas ¿qué de nuevo encontramos? Nada, simplemente nada, fuera de una buena edición en la cual siempre han sabido usar la música a su favor, montajes en peleas bastante llamativas y la constancia de sus personajes. Esta última entrega es lo mismo que las anteriores, pero con la premisa de que podría ser la última que veamos.

Tratando de ser lo más imparcial posible, debo de tomar puntos buenos de la película; la música en verdad ayuda a la cinta a dar tensión y acción en las respectivas escenas donde vemos a los protagonistas pelear con sus contrapartes, lo que nos lleva también a la edición, la cual siempre mantiene un ritmo rápido y evita que se vuelva monótona y soporífera.

Por otro lado, la actuación de Milla Jovovich es un gran acierto, a pesar de no exigirle una gran interpretación histriónica su desempeño en pantalla es ideal, tanto por su presencia como por su personalidad como personaje principal, en general los actores desempeñan un rol bueno, unos más de relleno que otros, como es el caso de William Levy, quien pudo haber sido reemplazado por un maniquí y nadie se hubiera dado cuenta por su tiempo en escena.

 

Fuera de lo anterior, Resident Evil: The Final Chapter carece de todo elemento interesante, la historia se resume en que deben salvar a la humanidad porque el tiempo se está acabando, se logra el objetivo, regresa el villano que todos daban por muerto y en los últimos instantes aquélla amenaza que estuvo presente resulta que no era tan mala y viene a apoyar a los “héroes” para que en ese momento donde todo parece perdido se logre salvar a la humanidad y al final todo termina para la empresa malvada, pero los sobrevivientes siguen, dando una pauta para nuevas entregas. Lo sé, es un spoiler pero, a decir verdad, es algo que desde que uno está viendo cualquiera de las películas es de los más obvio y quizá es el gran problema de toda la saga, el hecho de que es obvia y sólo vende momentos de acción pero hace mucho que dejó de lado una buena historia o el punto de los zombies, ya que en esta sexta entrega aparecen esos no muertos pero no tienen en verdad una relevancia más que pueden atacar en horda y son fáciles de quemar, fuera de eso no son en verdad relevantes, otro relleno más.

La película cumple el objetivo de entretener, eso lo ha sabido manejar muy bien Paul W. S. Anderson, pero fuera de ahí no es más que peleas, zombies sin importancia y el inicio para tratar de generar quizá una nueva entrega para limpiar al mundo de los remanentes de zombies, en pocas palabras no es una cinta que llegue a ser trascendente ni que quede en la memoria colectiva, pero no es tampoco un horror visual, entretiene, uno no se pasa un mal momento con ella, se notan claramente la falta de elementos trascendentes en la historia pero a fin de cuentas creo que uno sabe, por sus películas pasadas, que no se puede esperar gran cosa de esta película, así que si no encuentran algo mejor para ver en cartelera esta es la opción para ir con amigos y pasar un rato agradable cuando sobra tiempo.

Calificación: 2.5/5

Screens: C

Recuerden seguirnos en @ScreenMx para estar al tanto de estas notas y todo lo que ScreenMx trae para ustedes.



Twitter

Cinema

Facebook

Nuestros talentos
Muy pronto podrás estar en contacto con...

Con el Staff de Screen.

Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...
Screen te está Buscando
More... more...

No necesitas ser un profesional o escribir como un premio Nobel de literatura, puedes tener errores (nosotros te ...

Leer más...