Reseña: Bioshock Infinite

Bioshock es un juego de culto desde su primera entrega, el equipo de desarrollo de Ken Levine consiguió una obra magistral –que, aunque no es de mi agrado- alcanza a rozar la perfección. Ningún otro título de este género había logrado conjuntar tan bien una narrativa excelsa con un modo de juego tan pulido e inmersivo.

Unos años después llegó la escueta secuela, con muchas pérdidas en el equipo de desarrollo y un trabajo mucho menos destacable –hasta cierto punto, olvidable-.

Bioshock Infinite llega con la meta de superar a sus antecesores, con un Ken Levine que está de vuelta y que ha decidido llevarnos por una épica aventura fuera de Rapture. Nos envolveremos en la ciudad del viento, Columbia, para rescatar a una mujer que nos redimirá de todas nuestras culpas y saldará nuestras asfixiantes deudas.

 “Tráenos a la chica y saldarás tus deudas, eso es lo que me dijeron. Viajar a un faro en mitad de la nada y sencillamente traer a una mujer. Lo que nadie me dijo, es por lo que tendría que pasar para encontrar a esa chica. Una ciudad en el cielo, quién hubiera dicho que eso puede siquiera llegar a existir. Nuestro ascenso a los cielos ha comenzado, nuestra llegada a Columbia está asegurada".

                                                                          LO BUENO

 Una ciudad en los cielos

Todo empieza con una persona y una ciudad; una persona extraordinaria para una ciudad imposible. En el primer Bioshock teníamos a Andrew Ryan y su objetivo de elevar a cada persona en Rapture hasta donde sus talentos e ingenio se lo permitieran. En Bioshock Infinite encontramos al profeta Comstock y Columbia; Comstock es un hombre con unas profundas raíces religiosas que lidera a Estados Unidos para construir una impresionante obra: la ciudad más imponente, un paraíso que acercaría a los elegidos hacia Dios. Al ser tan imponente, Columbia empezó a presentar problemas con Washington que al final culminaron con una tensión inevitable al desatarse la revolución de los Boxer en China, hecho que propició el sacrificio de muchos cristianos. Es así como el gobierno de Washington exige la rendición de cuentas por parte de Comstock. Con lo único con que no contaban es con que nuestro profeta decidiría desligarse por completo de todo y huir con su ciudad a un lugar seguro detrás de las nubes.

Ésta es Columbia, quizá la verdadera protagonista de este nuevo título.

Booker Dewitt y Elizabeth

Booker Dewitt es el protagonista de nuestra historia. Por primera vez en los juegos de la franquicia Shock (System Shock/ Bioshock) contamos con un personaje que tiene un pasado definido; él sabe quién es o al menos eso pretenden hacernos creer. Su objetivo también es claro: “Devuélvenos a la chica y tu deuda quedará saldada por completo”, ¿pero cuál es su deuda? Eso lo descubriremos a lo largo de nuestro recorrido por Columbia que se ve aderezado por una narrativa impecable, la cual no defrauda en ninguno de los sentidos.

Luego viene Elizabeth; ella es “la chica”, la compañera y una de las mejores inteligencias artificiales de la industria. Elizabeth cuenta con diálogos inteligentes a cada momento, habilidades insuperables y protección en momentos de tensión.  Su camino con Booker se verá entorpecido por una guerra civil en ciernes y varias situaciones en las que la relación entre ambos, Elizabeth y Booker, será más cercana y la historia se hará más profunda.

 Sin duda, la pareja más destacada y mejor desarrollada en la historia de los videojuegos.

 



Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...
Screen te está Buscando
More... more...

No necesitas ser un profesional o escribir como un premio Nobel de literatura, puedes tener errores (nosotros te ...

Leer más...

Xbox360