Reseña - Digimon World: Next Order

Índice del artículo

Los niños elegidos vuelven al mundo digital para salvarlo de una nueva amenaza, así que agarren su digivice y prepárense para la siguiente aventura.

Una temática que siempre ha estado presente en la saga Digimon y que parece no agotarse; siempre habrá problemas y siempre habrá una nueva generación de personas que deba resolverlos. Si son fans de la serie (en cualquiera de sus temporadas) o de los juegos ya no debería de sorprenderles que la trama empiece casi de la misma manera, y Digimon World: Next Order no va a ser la excepción.

Para comenzar a jugar tan solo hace falta seleccionar new game en la pantalla y elegir si el personaje será hombre o mujer, además habrá que asignarle un nombre especial o dejar el que tiene por default; después de eso, serán introducidos al mundo digital y como todo buen héroe enfrentarán a la primer amenaza, haciendo uso del tutorial que les mostrará el sistema de combate y el manejo del control para interactuar con sus dos compañeros digimon, sí, en esta ocasión serán dos monstruos los que controlarán a lo largo del juego.

Esto es una espada de doble filo, porque aunque puede ser de utilidad tener otro compañero digital que ayude en las batallas, también significa que deben poner el doble de atención en la crianza y entrenamiento de los mismos. Sobre todo cuando hay que cuidar a diferentes tipos de digimon cada cierto tiempo. Aunque el tutorial muestra algunas caras conocidas, en Digimon World: Next Order (DW:NO de ahora en adelante) no les va a durar mucho el gusto de tener a WarGreymon y MetalGarurumon de su lado, ya que deben renacer (Jijimon les explicará porque) y entonces tendrán que elegir dos de los 10 digihuevos disponibles, de donde saldrán sus próximos compañeros de aventuras. Algunos ubicarán rápidamente a sus preferidos por los patrones en los cascarones y no dudarán al escoger, lo malo es que no todo funcionará como ustedes desearían, ya explicaremos porqué.

Una vez que cuenten con sus dos compañeros, Jijimon les asignará la tarea de encontrar a los otros niños elegidos, así como la de buscar a los demás digimon que dejaron el pequeño lugar llamado Floatia, el cual será su base de operaciones y donde aprenderán lo básico sobre el mundo de DW:NO. Ahí también encontrarán un baño, un gimnasio, un ¿plantío? de carne y algunos monstruos bebés jugando alrededor, además de algunos lugares vacíos que después albergarán comercios o puestos que servirán a futuro.

Es importante invertirle algo de tiempo en platicar con los bebés ya que algunos tienen información importante que compartir, así como ir al gimnasio y subir lo mayor posible las estadísticas de cada digimon, así será más fácil enfrentar a los enemigos cuando salgan a explorar y cumplir tareas, esto hará que se acostumbren rápido a la manera de juego, por ejemplo, que al entrenar les dará hambre a los digimon y al alimentarlos el lazo entre entrenador-criatura se fortalecerá y al digerir la comida habrá que ir al baño.

Si no comprenden todo esto puede resultar frustrante avanzar en el juego ya que, contrario a la serie Pokémon donde la única preocupación antes de llegar al siguiente combate es curar al equipo, aquí deben tener muy presente que es bastante parecido a cuidar mascotas o niños en la vida real, sus necesidades varían conforme pasa el tiempo, la misma comida no les gusta a todos, la experiencia se gana a ritmos diferentes, a veces hay que reprenderlos o animarlos, etcétera.

Después de entrenar se darán cuenta de algunos cambios físicos dado que en los primeros niveles tomará un par horas en el mundo digital (minutos en la vida real) digievolucionar a los personajes, esto es más que nada porque el tema de la edad juega un papel importante tanto en transformaciones como en el tiempo en que su compañero les ayudará en las misiones, y dependiendo del nivel del personaje principal se determinará cuántos son los años que la criatura vivirá antes de renacer, haciendo pasar al jugador por el tema de la crianza una vez más, solo que ahora heredarán ciertas características de su vida anterior como mejor salud o más fuerza.

Tal vez vuelvan a elegir el mismo huevo esperando obtener a su compañero anterior y hacer como si nada pasara pero ya les habíamos mencionado que no será necesariamente igual, porque a partir del siguiente nivel (rookie) cada monstruo llegará a digievolucionar en diferentes personajes; por ejemplo: un Agumon que se transforma en Birdramon, un Shamamon en Woodmon, entre otros casos. Esto resulta algo extraño si esperaban a una criatura en específico, porque cada personaje tiene varias rutas de digievolución asignadas en el juego.

Otros factores que influyen en esto son las bonificaciones recibidas al completar alguna tarea o ganar batallas, además del peso y las estadísticas que tengan los monstruos en nuestro equipo. Algo muy diferente a lo que sucede con la serie Pokémon, ya que nuestros compañeros no digievolucionarán al ganar experiencia después de una pelea, sino que lo harán dependiendo de la edad que tengan basándose en el ciclo de tiempo de DW:NO.

Ese último aspecto también determina la 'muerte' de los digimon y algunas malas experiencias al jugar porque dedicarle tiempo y esfuerzo para entrenar al equipo esperando que digievolucionen está bien, pero que en determinado momento mueran por viejos mientras están explorando y les obligue regresar a Floatia para elegir otro huevo, criarlo, alimentarlo y entrenarlo desde el principio (por enésima vez) no resulta muy gratificante. Aun peor cuando se tenían a los dos compañeros en un nivel alto, porque se vuelve difícil llegar a ciertas zonas sin que los enemigos barran el piso con ustedes y los regresen a la base para lamerse las heridas.



Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...