Reseña - Rise of the Tomb Raider: 20 Year Celebration

Índice del artículo

Con la llegada del título a PS4 y celebrando los 20 años de la saga, qué mejor momento para darle una hojeada al nuevo legado de Lara Croft e investigar algunas tumbas en busca de la "fuente divina".

Desde que en el 2013 Square Enix y Crystal Dinamics decidieran revitalizar la saga de nuestra saqueadora de tumbas favorita, la serie Tomb Raider ha tenido una segunda juventud tanto para captar nuevos seguidores o los veteranos fans de los primeros títulos, con una Lara renovada en aspecto (y proporciones la verdad sea dicha) gracias a la captura de imagen realizada a Camilla Luddington y los bondades de los ‘motores de juego’ actuales, resolver acertijos y explorar el mundo en busca de secretos se torna bastante divertido.

Lenguajes del mundo for dummies

Nos vamos a Siberia de vacaciones, bueno tanto así como unas vacaciones no, pero acompañamos a Lara en una expedición para descubrir un antiguo artefacto que podría acabar con todas las enfermedades del mundo, virtualmente otorgando la vida eterna a todo ser humano, pero las cosas se ponen feas y el clima decide que hace falta una tormenta para amenizar el rato, este es nuestro bautizo de fuego (o debería decir hielo) para familiarizarnos con los controles y el manejo del personaje, escaladas, saltos y una que otra acrobacia serán las técnicas que utilizaremos a lo largo del juego y que debemos dominar lo más rápido posible sino queremos tener una fabulosa caída al abismo.

La tormenta hizo de las suyas malogrando nuestro camino y logró acorralarnos en no muy buenas condiciones, es entonces cuando a modo de flashback nos enfrentamos a nuestra primera misión como tal en el juego y que tendrá lugar unos meses atrás en Siria, donde estamos investigando la supuesta ‘tumba del profeta’, un hombre que lideró a su pueblo a través del desierto para escapar de la opresión -mmh, nos suena familiar la historia-.

Ok, ahora ¿Dónde quedará el metro?
Ok, ahora ¿Dónde quedará el metro?

 

En esta misión podremos utilizar todo lo que aprendimos en el tutorial previo donde nos atrapó la tormenta y conoceremos un poco más de las mecánicas que se desarrollaran en el juego, como el descubrimiento de monedas antiguas o alijos de supervivencia que se encuentran ocultos bajo tierra en distintos lugares del mapa, además de hallar notas antiguas en forma de documentos o grabaciones de audio para familiarizarnos con la trama, aunado a esto también podemos encontrar reliquias antiguas y murales que nos ayudaran a entender un poco más de los lugares que estamos explorando, si bien la recolección de todo esto es opcional, es muy recomendable que le dediquemos un poco de tiempo porque nos otorga recursos que después podremos utilizar conforme avanzamos.

Los alijos de supervivencia proporcionan pieles y consumibles que utilizar para mejorar nuestras armas y fabricar municiones, las monedas para comprar nuevos aditamentos e incluso más armas; los murales y documentos nos otorgarán puntos adicionales en nuestro ‘medidor de idiomas’, es decir que conforme más leamos, nuestra comprensión de cierto lenguaje aumenta y esto nos facilita el poder leer monolitos que dependiendo de la región contienen inscripciones variadas que una vez descifradas revelaran la ubicación de los objetos escondidos en el mapa, formando un ciclo. Entre más aprendes, más encuentras y entre más encuentras, más aprendes.

La mayoría de todo esto es opcional, pero cada que encontramos o descubrimos algo también nos otorgan experiencia, dichas bonificaciones las podemos intercambiar por habilidades adicionales en los puntos de guardado, como mayor resistencia al daño de ciertas armas, mejor contraataque, escalar más rápido o colocar flechas como soporte, etc., además ¿qué es un Tomb Raider sin exploración?

Mi monedita de la suerte
Mi monedita de la suerte.

 

Otro de los puntos clave en el juego al momento de explorar, son los desafíos y la tumbas secretas, en casi cada región hay uno de los dos (en ocasiones hasta cuatro o cinco de cada uno) que podemos completar otorgando buen replay value al título, esto representa un descanso de la trama principal para el caso de los desafíos y un reto adicional en el de las tumbas. Por ejemplo hay un desafío para jugar una especie de tiro a la canasta con calabazas y barriles metálicos o atrapar gallinas para regresarlas a su corral, al más puro estilo de Rocky.

En cuanto a las tumbas, debemos de encontrar la entrada oculta en el mapa, resolver acertijos y además sortear diversos peligros como animales salvajes, acantilados o construcciones en mal estado. Si lo hacemos bien seremos recompensados con una habilidad adicional cada que completemos una de estas tumbas, por ejemplo, poder identificar más fácilmente los recursos naturales que nos sirven de suministro.

Una más de las modalidades que podemos encontrar en el juego son los expediciones personalizados, que en realidad son las misiones que ya hemos completado en la historia principal, pero con diversos añadidos que nos darán puntajes extra para comprar más cosas en el juego u obtener mejores puntajes en las tablas de records, la personalización de estas expediciones se lleva a cabo con tarjetas que podemos comprar en un apartado especial del título, ya sea con los puntos obtenidos en el juego o pasando por caja en la Store de cada plataforma, las modificaciones que puedes aplicar van desde cambiar el aspecto de los personajes para darle un giro divertido o aumentos en la resistencia de Lara hasta mejores municiones para los enemigos, todo dependerá de cuales quieras aplicar.

 

¿Tengo algo en la cara?
¿Tengo algo en la cara?

 



Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...