Reseña – Far Cry 5 - Coman plomo Angelitos

Coman plomo Angelitos

Hablando del aspecto técnico, Far Cry 5 mantiene la misma fórmula de un Far Cry pero refinado, para aquellos que nunca han tocado un juego anterior, es un juego de disparos en primera persona en un mapa abierto en el cual hay que ir aumentando de nivel para tener más armas, habilidades y cosas bonitas. Y aquí es donde los que han jugado Far Cry antes también deben de poner atención, pues ha habido varios cambios.

El primero y más notable es que ya no existe la barra de experiencia, esta vez las habilidades se llaman talentos y se adquieren con puntos que se ganan al realizar desafíos que consisten en matar a cierta cantidad de sectarios usando determinada arma, cazando animales o realizando alguna otra monería que se vea vistoso, cosas por el estilo que incluso saldrán mientras uno juega y casi sin darnos  cuenta. Sin embargo, no es la única forma de ganar puntos, también los encontraremos en bunkers que sirven como acertijos para adquirir dichos puntos, además de suministros y dinero. Otra forma de adquirir puntos es con el modo Arcade, pero ya llegaremos a eso.

Hay que demostrar el talento de novato que cargamos

Una de las cosas por las que se ha hecho famoso Ubisoft es por sus torres que revelan parte del mapa y con ellos sus secretos y locaciones, por lo que si esperaban encontrar dichas torres aquí, lástima, porque no encontrarás nada de eso e incluso hay una broma al respecto en las primeras horas del juego; para ir revelando el mapa, es necesario explorar los territorios de la región, para encontrar misiones, bunkers o actividades, es necesario hablar con los lugareños, finalmente, para develar objetos coleccionables, áreas de caza o de interés, además de alguna que otra misión secundaria, es necesario leer notas, andar de chismoso escuchando los correos de voz de los teléfonos y agarrar mapas y revistas que se encuentran en los diversos asentamientos, aportando a esa sensación de descubrimiento y evitando plagar el mapa de un montón de puntitos.

Por lo demás, el juego se siente muy bien, tenemos de regreso los potenciadores para aumentar la velocidad, fuerza y defensa de nuestro personaje, así como poder alejar ciertos animales o atraerlos con sebo, que aunque es posible cazarlos y desollarlos, esta vez sus pieles solo servirán para el comercio, así que no vale la pena guardarlas. Tenemos binoculares que nos ayudan a tener un panorama más amplio del terreno de batalla, así como marcar a los enemigos y alarmas de las bases, algo que es indispensable si no queremos que la batalla se alargue y dificulte más de lo necesario.

Tan potentes que permiten tener visión de Superman a través de las paredes

Los vehículos son parte importante para desplazarnos de un lado a otro y  aquí tenemos otro acierto, los autos no son una maravilla y son medio desconcertantes al inicio, pero no están mal cuando uno se acostumbra. Los botes son como autos pero en el agua (dah), mientras que los que me parecían más intimidantes puesto que soy muy torpe al manejarlos en otros juegos, son los aviones y helicópteros, que son bastante amigables y puedes aterrizar casi como sea, donde sea y habrá pocas oportunidades de que explote, es decir, aviación for dummies que la hace divertida. También poseemos un traje para planear y un paracaídas que irónicamente son más peligrosos, porque a veces pueden no abrirse y adiós mundo cruel.

¡Ahora si puedo volar sin morir a los 10 segundos!



Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...
Screen te está Buscando
More... more...

No necesitas ser un profesional o escribir como un premio Nobel de literatura, puedes tener errores (nosotros te ...

Leer más...