Reseña - DRAGON BALL FighterZ - Los combos florecen en tu corazón…

Los combos florecen en tu corazón…

Así entonces, la franquicia se adapta nuevamente, escenarios delimitados para combates más cerrados y que propiciarán mejor los golpes cara a cara donde la velocidad cobra un factor muy determinante (nada personal XENOVERSE). El sistema de botones se adapta muy bien a los controles para consolas del mercado actual donde casi cada uno tiene una función determinada, pero siguiendo un esquema por demás dominado por los desarrolladores, al ser muy similar a Guilty Gear y BlazBlue.

Aquí nos concentramos en los primeros tres botones para golpes ligero, medio y fuerte, mientras el cuarto es para las ráfagas de ki o ataques especiales. Mientras los gatillos y bumpers se utilizan para realizar las técnicas de desplazamiento y cambios, que junto a los movimientos del stick o d-pad (ocho direcciones diferentes) servirán para realizar los ataques más devastadores.

Ocho botones en total que pueden parecer muchos, pero se asimilan de manera rápida, y no representarán una amenaza para los recién iniciados en esto de los Fighting Games, ya que incluso con dominar los cuatro primeros se pueden hacer combos vistosos. La explicación a esto es muy sencilla y podría ser una espada de doble filo que de seguro propiciará opiniones dispersas, por una parte el juego tiene diseñado un sistema de combos tan sencillo que al presionar el botón de ataque ligero repetidamente, los movimientos salen de forma automática, al igual que con el de ataque medio, la diferencia radica en que la secuencia de repeticiones es más larga en el primero y  el de ataque medio termina con un movimiento devastador (un Super-Kamehameha por ejemplo).

DiferenciasUn combo de Piccoro contra un combo básico de Vegeta.

Entonces cualquiera podría parecer un buen oponente con solo spamear un botón en el momento indicado, sin duda una buena forma de atraer nuevos compradores, pero podría alejar a los que prefieren la habilidad sobre la simpleza, argumentando que no importa tu dedicación o estrategia, el duelo lo puede ganar cualquiera. Sobre todo porque es una característica sin opción a deshabilitar, así que como en toda pelea, hay que aprender a esquivar o bloquear los ataques; herramientas con las que también cuenta el juego, llamense Dragon Rush, Super Dash o las asistencias (gatillos y bumpers) que de cierta forma se contrarrestan con los demás botones.

Si alguien abusa del Super Dash pues metele un golpe (al cual son vulnerables) y veras como se abre la posibilidad de un combo por tu cuenta; si abusan del combo automático bloquea y será tu oportunidad para un Dragon Rush; si bloquearon tu combo, usa las asistencias para no quedar al descubierto, el chiste es practicar.

Algo similar se ha visto en títulos como The King of Fighters XIV o el más reciente Marvel vs. Capcom: Infinite, que también implementan el concepto de combo automático, y se llevaron sus correspondientes críticas, pero que a día de hoy y de cara a la escena competitiva no ha mermado el desarrollo del meta ya que los proplayers terminan encontrando la forma de darle la vuelta y dar rienda suelta a sus habilidades.

¿Sucederá lo mismo con DBFZ? Solo el tiempo lo dirá.



Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...
Screen te está Buscando
More... more...

No necesitas ser un profesional o escribir como un premio Nobel de literatura, puedes tener errores (nosotros te ...

Leer más...