Reseña - Assassin's Creed Origins

La enésima entrega de la hermandad de asesinos por fin ha llegado y lo hace reivindicando a la franquicia con mejoras necesarias para darle un aire fresco, con una buena implementación de la era egipcia, demostrando que el credo no está muerto y puede volver más fuerte que antes.

Diez años y casi 20 juegos de asesinos, han pasado tan rápido que se podría decir que la saga ya dio todo de sí y no hay nada para innovar, pero el mundo es muy amplio y las culturas en él también, hemos ido a Jerusalén, Italia pasando por Cuba o incluso Rusia, todo bajo la simple premisa de matar por el bien común y preservar la hermandad a lo largo de generaciones, en esta ocasión nos remontamos al antiguo Egipto donde la organización fue cimentada y comienza el conflicto con la orden de los antiguos, ahora conocida como los caballeros templarios.

Empezamos tomando el papel de Bayek, un medjay (élite que funge como explorador y protector de los intereses del faraón) a los servicios de Ptolomeo XIII, y para hacernos una idea de cuales serán los motivos de nuestra aventura, se nos presenta una introducción algo confusa con visiones pasadas y actuales de nuestro personaje y el fatídico destino de su hijo, provocado por una sombría organización que busca el poder para controlar todo Egipto.

Árbol de habilidades de Bayek.

Después de una breve pelea para comprender las mecánicas básicas del juego, además de nuestro estreno en el nuevo y flamante sistema de combate (a platicar más adelante), se nos muestra un mundo abierto con muchas cosas por hacer como misiones secundarias y uno que otro saqueo a las casas ajenas para recolectar recursos, sí bien es una gran opción comenzar a campar a nuestras anchas desde el principio y la tentación de explorar nos puede ganar, es mejor seguir la primer misión sugerida porque nos sirve para equiparnos y de nuevo, ver las otras habilidades que tenemos disponibles, como el sigilo y la vista de águila, ahora de forma literal porque contamos con Senu, nuestra mascota y compañera que vislumbrará desde los aires las presas y objetivos de misión cuando estemos a ras de suelo.

Esto es muy importante porque podremos observar el terreno desde arriba prácticamente en cualquier momento, y no obligatoriamente desde un terreno alto en las clásicas atalayas (cuya función sigue ahí) solo que ahora hay mayor libertad. Curioso detalle porque la premisa de estar en Egipto podría tomarse como rara dado que la mayoría de veces no asociamos al desierto con las construcciones altas para efectuar saltos de fe, salvo los templos o las pirámides, cosa que el águila nos solventa de excelente forma, donde relegaremos las atalayas a puntos de viaje rápido y para descubrir el mapa al completo como anteriormente se venía haciendo.

Rayos, ¿ahora cómo me bajo?

Aunque eso solamente cuando necesitamos acabar rápido una misión porque no disfrutar del paisaje en Assassin's Creed Origins es un desperdicio, sobre todo cuando adquirimos varias monturas para hacer el viaje, después de todo estamos en el desierto, no nos vamos a ir a pie siempre (:P). Hasta ahora hemos hablado solo de Bayek y el águila Senu, pero ¿qué tal si les decimos que no es el único personaje que controlaremos? porque como ya es sabido está "el ancestro" y la respectiva persona que revive sus aventuras a través del animus, pues aquí igual, cada quien con sus motivaciones e historias particulares, pero también podremos utilizar a Aya (pareja de Bayek) quien también cuenta con habilidades dignas de destacar tanto en tierra como en el mar y que nos ayuda a ver la trama desde una perspectiva un poco diferente a la del protagonista, además, ella también desempeña un papel que trasciende en los otros juegos, pero para no estropear más la sorpresa ahí le dejamos.



Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...
Screen te está Buscando
More... more...

No necesitas ser un profesional o escribir como un premio Nobel de literatura, puedes tener errores (nosotros te ...

Leer más...