Hablemos de la #E32016

La Electronic Entertainment Expo –o E3 para los compas – es un magno evento, que año con año, reúne a un sinfín de periodistas y amantes de la industria del videojuego en un solo lugar: el centro de convenciones de Los Ángeles, California, para dar pie así al mayor desfile de noticias y novedades que compañías como PlayStation, Microsoft y Nintendo (por decir algunas) revelan con bombo y platillo para mantener a su base de fans emocionada.

Desde hace ya varios años, Los Ángeles se ha visto cubierto por cientos de promocionales en edificios, espectaculares, entradas, carteles y hasta paradas de autobús, que anuncian la llegada de gigantes de los videojuegos y la anticipada lista de bombazos que sus ejecutivos más importantes están por exponer al frente de cuentos de personas habidas por conocer en qué gastarán su dinero en los próximos meses.  No obstante, las últimas ediciones se han visto opacadas por las acostumbradas filtraciones de videos e información que podría haber impresionado a propios y extraños de llevarse a cabo como se tenía planeado originalmente, lo que hace dudar a entusiastas de este acontecimiento y preguntarse así, “¿seguirá valiendo la pena?”

Este cuestionamiento, que ha azotado nuestras mentes, y que en cada edición de la E3 se hace presente, normalmente es resuelta al comenzar con el espectáculo de cada expositor, que a final de cuentas termina cumpliendo, a pesar del dejo de zozobra que termina sembrado en nuestra al existencia al reflexionar que, títulos del calibre de Watch_Dogs 2 o el mismo Injustice 2, no debieron ser presentados antes de efectuarse el ya mencionado evento. De igual manera, la necedad de algunos publicadores y sus áreas de marketing por ofrecer un tráiler nuevo, “previo a” reafirma la duda en si de verdad es redituable para las marcas el formato ya conocido por todos.

En redes sociales he leído críticas sobre esto, confirmando en algunas la falta de emoción y poca expectativa al ya tener conocimiento de otros detalles, como el desarrollo de PS4 “Neo” y Xbox One “Scorpio”, que de haber contado con la malicia de internet, se habrían convertido en verdaderas sorpresas para el usuario.

Por otro lado, la inversión que representa a nivel compañía para estar presente aquí, resulta demasiado grande ante la decadencia en audiencia y rating en transmisiones en vivo, y con ello, el impacto en la gente. Otros, como Electronic Arts han decidido celebrar sus propios acercamientos con la gente, a través de EA Play, que básicamente les otorga total libertad, control de sus tiempos, y así mayores recursos de espectacularidad para engrandecer sus próximos lanzamientos y hasta dar oportunidad de probar demostraciones tempranas por medio de accesos gratuitos, y así obteniendo mejores reacciones al no tener que batallar con las enormes filas, de por ejemplo, el showfloor en el Centro de Convenciones principal. ¿Será esta la modalidad que debería adaptar la mayoría? Existen expertos que así lo aseguran.

No hay duda de que la importancia de la E3 ha dejado de impactar como antes; las personas ya no sentimos la misma emoción al tener vías más rentables y concretas para tener información, como lo es Internet y las empresas deben actuar distinto para guardar con máximo recelo su contenido hasta el día designado por los organizadores. A pesar de que son días en los que los gamers y geeks del mundo nos paralizamos por deleitar el desfile de tráilers y celebración de estadísticas sobre cuántos PS Vita se han vendido en los últimos tres meses, es claro que la época en la que estamos y su facilidad para acercarse a nuestros videojuegos favoritos, pareciera no favorecer al formato de “Electronic Entertainment Expo” sigue conduciendo. Por otro lado, existen otras como el “Mobile World Congress”, que se centra en móviles y que tienen muchos más años sorprendiendo al público con las novedades más recientes, y aunque también se les filtra la información, sus asistentes pueden atestiguar de una mejor experiencia al probar términales y acercarse con grandes personalidades durante su recorrido por el recinto que lo alberga. Dado lo anterior, una mejor experiencia para el consumidor final en la E3 podría darle ese “aire fresco” que parece necesitar para volver a levantar sus alas y volver a ser la burra que era.

Nintendo es el mejor ejemplo de que el formato ya no es agradable, ni viable para sus jugadores; los nipones han optado por su llamado “Treehouse” en el que, de manera gentil y contando con suficientes consolas para todos, ofrecen confortables acercamientos a grandes por venir, como The Legend of Zelda Wii U / NX y Pokémon Sun & Moon. Los Nintendo Direct – con el que este año nos van a dejar con las ganas- son solo una sugerencia para sus contrincantes / socios, de cómo cambiar lo que realizan y, de igual manera, aprovechar la atención centrada en la ciudad Californiana ubicada en el país vecino.

 

Si bien la importancia de la E3 está más baja que nunca antes en la historia, en este 2016 todavía tenemos esperanza en poder seguir contando con magnas presentaciones de esta índole, sin descuidar tampoco la experiencia de los usuarios y prensa, así como satisfacer de mejor manera, sin descuidar el resto de sorpresas que Internet se encarga de arruinar en días previos. ¿Es demasiado pedir? Para nuestro staff nunca es demasiado, y aquí están sus cartitas a Santa Claus:



Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...
Screen te está Buscando
More... more...

No necesitas ser un profesional o escribir como un premio Nobel de literatura, puedes tener errores (nosotros te ...

Leer más...

3DS