Reseña - Ant-Man y la Avispa

Con el estreno de Ant-Man y la Avispa, Marvel se despide de los cines este año para regresar en el 2019 con la película de Capitana Marvel.

Desde la primera entrega de Ant-Man (Peyton Reed, 2015) se sentía un aire diferente en la película. No es que no tenga el sello Marvel impregnado en todo su ser, sino que distinto a sus otras grandes producciones ésta mostró a un nuevo pequeño gran superhéroe que era desconocido para los que sólo son fans del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM), cuya historia pareciera ser más modesta y un poco alejada de toda la trama que habían construido.  

Con el éxito que obtuvo Ant-Man –como toda película del UCM- Marvel dio luz verde a la película que continuaría con las aventuras de este héroe, pero ahora con una acompañante que se dejó ver en una de las escenas post-créditos de la primera cinta: la Avispa (o The Wasp, pa’los cuates que hablan inglés).

El Hombre Hormiga y la Avispa es algo que deseaban ver los fans from hell de Los Vengadores y es que en los cómics Janet Van Dyne (La Avispa) y Hank Pym (Ant-Man) forman parte de los miembros fundadores; sin embargo, en el filme del 2012 fueron sustituidos, de cierta manera, por Black Widow y Hawkeye.

En fin. Este año llegó el momento de ver a esta pareja en acción dirigida, de nueva cuenta, por Peyton Reed quien parece agarrar los mejores elementos del filme anterior para repetirlos en esta nueva entrega. Además de contestar la incógnita de qué demonios estaban haciendo estos dos mientras que Thanos masacraba a la mitad del universo, así como mostrarnos más del reino cuántico.

En esta nueva historia tenemos a Scott Lang (Paul Rudd) teniendo que enfrentar las consecuencias de sus actos al ayudar al Capitán América en Civil War (Joe y Anthony Russo, 2016) y pasando un tranquilo arresto domiciliario hasta que recibe el llamado de viejos amigos: Hope Van Dyne (Evangeline Lilly) y Hank Pyme (Michel Douglas) quienes necesitan de su ayuda para conocer más del reino cuántico; sin embargo, una nueva amenaza surge en el camino.

La trama, como ya se comentó, parece modesta en comparación a lo que vimos en entregas anteriores del UCM, como Avengers: Infinity War y Black Panther. Incluso, si quitamos la existencia de este filme, la narrativa del universo Marvel no se vería afectada más que por una escena.

Sin embargo, es un hecho que la narrativa funciona y otorga a los espectadores entretenimiento puro, sin complicaciones. La dinámica entre los actores es similar a la que tuvieron en la cinta anterior, luciendo otra vez la capacidad de Michael Peña para entregarnos un personaje tan cómico como lo es Luis.

Punto y aparte para el apartado femenino. Ante una época en la cual Hollywood se ve en la revuelta del movimiento #MeToo y el empoderamiento femenino, la cinta nos muestra tanto a una protagonista (La Avispa) y una antagonista (Ava/Ghost, interpretada por Hanna John-Kamen) femeninas. Ambos personajes se lucen sin una intención de eclipsar a sus contrapartes masculinas, dejando en claro que en el cine puede existir un trato equitativo en sus historias.

No obstante, la historia parece poco importar en la trama conjunta del UMC. Si bien es disfrutable, también es fácilmente olvidable que incluso, al igual que su protagonista, queda pequeña enfrente de otra de las grandes producciones de Marvel. Además, cuando todo mundo esperaba el filme para contestar algunas incógnitas, también abrió la puerta a otras. Habrá que ver en un futuro si es posible que estos dos héroes tomen una posición menos modesta dentro de Marvel. 

 

Calificación: 4/5

Screens: A



Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...
Screen te está Buscando
More... more...

No necesitas ser un profesional o escribir como un premio Nobel de literatura, puedes tener errores (nosotros te ...

Leer más...