Reseña - Star Wars: The Last Jedi

Desde una galaxia muy, muy lejana nos llega el Episodio VIII de una de las sagas más importantes del mundo cinematográfico, ¿habrá enmendado los errores de la pasada entrega y cumplir con las expectativas?

Nadie puede dudar de la importancia que tiene Star Wars dentro de la cultura popular. Desde 1977, cuando se estrenó el Episodio IV, se empezaron a agregar miles de fanáticos a sus filas, los cuales buscaban saber más de este nuevo universo creado por George Lucas. Así fue como después de seis episodios muchos dimos por muerta la saga, al menos en el cine. No obstante y tras la compra de Lucasfilm por Disney se anunciaban nuevas entregas de la saga galáctica, con lo cual los fans volvieron a enfundar sus sables de luz y amontonarse en las salas de cine para ver un esperado -y anhelado- Episodio VII y un spin off llamado Rogue One: A Star Wars Story (Gareth Edwards, 2016). 

Ahora es el turno de Star Wars: The Last Jedi, un filme dirigido por Rian Johnson y que pretendía darle continuidad a la nueva historia presentada en el film que le precedió. Parece ser que esta nueva entrega quiere hacer a un lado las críticas que se generaron tras el estreno de The Force Awakens, acerca de que era una copia del Episodio IV. Si lo vemos por ese lado, tiene un acierto: intentar alejarse de lo que ya hemos conocido con anterioridad y dar un poco de "aire fresco"; no obstante, falla en muchos sentidos. 

La historia continúa con la Resistencia, liderada por Leia (interpretada por la extrañada Carrie Fisher) que sigue combatiendo a la Primera Orden, mientras que nos muestra el encuentro de Rey (Daisy Ridley) con el viejo Luke (Mark Hamill), así como las dudas que le rodean entre la eterna batalla del bien contra mal, algo similar a lo que le ocurre a Kylo Ren aka Ben Solo (Adam Driver), lo cual creará un peculiar vínculo entre estos dos personajes. 

Es obvio el cansancio de los actores de la trilogía original, por lo cual Disney los anda reemplazando -y despachando- con el nuevo material actoral que ha elegido como los héroes de Star Wars en esta época moderna. El problema viene en que la inclusión, desde el filme anterior, de personajes que empezaron la aventura en los 70 se ve como un mero recurso de nostalgia para atraer a los fans más viejos, mientras que los nuevos pareciera ser sólo un relleno buscado para seguir la misma fórmula y acercarse a una nueva generación. Si bien quieren pasar la batuta, queda a deber en los trasfondos y motivos de estos nuevos personajes. 

Por el lado de la historia existen lagunas, la más notable en cuanto al líder supremo Snoke (Andy Serkins) que desde la película pasada nos había dejado inquietados por su presencia, mientras que en The Last Jedi pasó sin pena ni gloria, no lograron explicar sus motivos o, incluso, qué era exactamente lo que quería. Por otro lado, la relación que se crea entre Kylo y Rey, si bien es interesante ya que relaciona a los bandos opuestos en una misma molestia, al final contiene uno que otro elemento que parece sacado de una telenovela, que le quita un poco de seriedad. 

A lo largo de los 152 minutos de duración, la trama repite la fórmula creada por George Lucas y rompe algunos paradigmas planteados en las trilogías pasadas, sin embargo, los cambios pueden resultar desastrosos al tener momentos, heroísmo e, incluso, apatía forzados dentro del filme. 

En lo visual no cabe duda que el Episodio VIII representa la esencia de Star Wars fielmente. Desde los primeros minutos del filme uno se emociona, estresa y maravilla con todo lo que ve en pantalla: las naves, las explosiones y, sobre todo, la música. Además que sí, podrá ser muy criticado pero el factor de la nostalgia dota de un elemento mágico a esta nueva trilogía, aunque puede que en un momento sea cansado. 

Al final de cuentas Star Wars: The Last Jedi logrará llenar salas de cines, incluso captar fans, pero probablemente empiece a hacer enfurecer a unos tantos. Y es que después de 40 años también una de las sagas más importantes del cine puede cansar si no se sabe reinventar de una mejor manera. 

Calificación: 3/5

Screens: B



Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...
Screen te está Buscando
More... more...

No necesitas ser un profesional o escribir como un premio Nobel de literatura, puedes tener errores (nosotros te ...

Leer más...