Reseña - Coco

El Día de Muertos es de los símbolos más grandes que en México existen, una fecha donde recordamos y honramos a nuestros seres queridos que han partido de esta vida, y Coco refleja mucho del sentimiento de esa fecha y la importancia de honrar y recordar a la familia. Coco, esa película que nos puede romper cual mazapán.

Durante mucho del tiempo de promoción de la película de Disney Pixar Coco me sentía escéptico referente a cómo se retrataría una festividad que en lo personal se me hace muy importante, y el sentimiento nacionalista de cómo es que extranjeros fueran a hacer una clase de apropiación cultural acrecentaba mi sentimiento de no querer que me gustara la película, pero al ver el resultado de la misma llegué a cambiar mi idea referente a ella. 

La historia, que no nos ofrece una trama difícil ni muy rebuscada, en realidad es bastante básica y predecible pero la manera en que la desarrollan hace que se sienta sin necesidad de algo más, quizá sea porque sabe manejar la nostalgia y el anhelo de una forma tan natural que no hacen falta más elementos complejos ni subtextos dignos de análisis semióticos, de hecho el plot twist de Coco es demasiado obvio y predecible y en cierto grado se agradece que no vaya más allá. En pocas palabras, la historia es simple, sin muchos adornos, y eso le da gran magia a la película el saber por dónde iremos para poder disfrutar del viaje, y Coco es grande por el viaje.

El viaje que nos hace recorrer Coco está lleno de colores, imágenes y me atrevo a decir que también olores conocidos por todos aquellos que hemos vivido y disfrutado del Día de Muertos. Desde el inicio de la película vemos cómo los colores son brillantes, cálidos, saturan la pantalla y en verdad eso se puede ver en muchos lugares de México que se esfuerzan por mantener viva la tradición de los altares de muertos y lo que estos representan, y ese detalle da a pensar que por lo menos tuvieron un buen asesoramiento la gente de Pixar sobre que el Día de Muertos no es algo triste sino que es una nostalgia que se ve reflejada con lo feliz y brillante de los colores, o sea, visualmente la paleta de colores es atinada en todo aspecto de inicio a final y de la mano viene el diseño de personajes que no deja de atrás esos pequeños detalles en la ropa típica o en la cara de los personajes que sí se sienten como algo típico que podemos ver en la gente que habita en el Ombligo de la Luna, la creación de esos elementos también es demasiado minucioso, y cumple visualmente con cualquier obra típica de hechura mexicana.

Entendiendo que visualmente tiene un tratamiento muy digno de una tradición tan importante, la otra parte a notar es la cuestión musical ya que se inspira en una época de oro de la música vernácula, y logran crear el sentimiento de que esa música sí podría haber estado en los radios de diferentes hogares, no sólo por el contexto de que hayan sido cantadas por un icono del mariachi galán mexicano de antaño sino por sus letras llenas de ese amor simple y desamor profundo, la canción insignia es Recuérdame, y cuando conocemos más referente a la misma se vuelve extremadamente emotiva y crea ese punto para que uno pueda proyectarse en los personajes y por consiguiente quebrarse cual mazapán.

Lo que siempre uno puede señalar de las películas son estos tres elementos: historia, arte visual y música, y Coco logra un balance en todo, no hay algo que se sienta del todo forzado ni que sea necesario agregar algo más, y en realidad vuelve el viaje de ver el filme agradable para cualquiera, aunque la he visto como alguien que conoce esa tradición de toda la vida, será interesante verla directamente acompañado de alguien ajeno a esto que en México es normal y esperado año tras año por muchos de nosotros porque el saber su opinión de esta tradición ha de ser muy interesante saber qué le pareció.

Coco, por muchos, ha sido señalada como una clase de apropiación cultural y que el Día de Muertos ya es una presa más de la globalización pero viéndolo de un punto de vista optimista quizá resulte un buen elemento para contrarrestar esa extraña unión que se ha dado entre el Halloween y el Día de Muertos, ya que con esto mucha gente podría sentirse orgullosa de lo que nos ha dado historia y riqueza cultura, y trato de señalar todas estos detalles no tan profundos -hablando de los aspectos técnicos del filme- porque considero que uno debe llegar lo más limpio de críticas y opiniones a la película ya que para muchos se puede convertir en un filme demasiado personal, sobre todo para aquellos que llegamos a criarnos en hogares donde año tras año se tiene un altar el Día de Muertos y en verdad esperamos la visita de aquellos que han partido, y el ver reflejado ese sentimiento de una manera tan simple hace que se vuelva difícil el no vernos frente a un altar tratando de honrar la memoria de nuestros antepasados y con esto, viendo la película, me quedo satisfecho con el resultado porque se respeta mucho de lo que es el Día de Muertos, pero sin perder lo agradable, cómico y feliz que puede ser esta festividad como tal.

En pocas palabras, Coco es un acierto en su hechura e historia para Pixar, respeta el sentimiento de la tradición y acerca esta tradición al mundo, y le quita mucho de ese mito de ser algo oculto, triste o tenebroso dejándola como una época de honor, esperanza y amor a nuestros seres queridos, siempre con el sentimiento de no olvidar a aquellos que pusieron los cimientos para formarnos aunque no los hayamos conocido, así que dense la oportunidad de ver Coco y dígannos qué les ha parecido.

Calificación: 4.5/5

Screens: A


 



Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...
Screen te está Buscando
More... more...

No necesitas ser un profesional o escribir como un premio Nobel de literatura, puedes tener errores (nosotros te ...

Leer más...