Reseña – Kingsman: El Círculo Dorado

Vuelven nuestros agentes secretos favoritos pero, ¿estarán a la altura de la primera entrega?

En el 2014 llegaba a nuestras pantallas la película Kingsman: The Secret Service, un proyecto que sorprendió y agradó a la audiencia y a la crítica en general y que fue dirigido por Matthew Vaughn, quien antes ya nos había deleitado con la adaptación de Kick Ass y con el reboot mutante de X-Men: First Class.

La premisa era sencilla. Agentes secretos que tienen que salvar al mundo mientras encuentran en reemplazo de uno de ellos entre un par de jovenzuelos que quieren mostrar el por qué son lo suficiente para ser el próximo Kingsman. Además de contener una hermosa escena con la canción de Free Bird de fondo.

El éxito llegó y tres años después llega la secuela, que tiene que enfrentar unas expectativas demasiado altas al recordar que la primera resultó una grata y divertida sorpresa en las salas de cine, y mostró que los agentes secretos pueden tener un guion ingenioso con acción, bromas y malas palabras con acento inglés.  

Para esta nueva entrega tenemos a Eggsy (Taron Egerton) siendo un Kingsman hecho y derecho, disfrutando de la vida y combatiendo a los malos. Todo va viento en popa hasta que aparece una vieja cara conocida que ataca y deja ver que hay una nueva organización, liderada por la narcotraficante Poppy (Jualianne Moore), que hace peligrar a la humanidad.

Por lo anterior, y ante los problemas causados, Merlyn (Mark Strong) y Eggsy van en busca de la ayuda de sus similares en otra agencia secreta de espías, Statesman, pero de Estado Unidos. Así es como se introducen personajes como Tequila (Channing Tatum), Whiskey (Pedro Pascal), Ginger (Halle Berry) y Champ (Jeff Bridges), quienes buscarán contrarrestar el peligro de Poppy.

Así es como Kingsman: El Círculo Dorado (Kingsman: The Golden Circle) rompe con la amarga trayectoria de muchas segundas partes de ser meramente una entrega tirada a la basura, pero es un hecho que queda por debajo del ingenio que presentó su predecesora.

En primer lugar, es de resaltar que cada uno de los actores, a pesar de parecer una película saturada de personalidades, resalta en lo suyo. Punto y aparte para la carismática Poppy, que nos muestra el lado más dulcemente sínico, pero a la vez sanguinario, del terror del narcotráfico.

Sin embargo, cabe resaltar que el regreso de uno de los personajes de la primera película se arruinó al ser presentado en avances y posters. Lo que pudo resultar una agradable sorpresa se quedó como una experiencia vacía. Además, el elemento del humor relacionado con este personaje pierde el encanto de la primera cinta.

Si bien las escenas de acción siguen siendo uno de los principales llamativos del filme –sobre todo gracias a la dirección de cámaras-, para esta entrega parece que el director abusa de ellas y de la violencia. Ok, sí queremos ver los movimientos pero vamos, dennos un respiro. Asimismo, veremos varias escenas de relleno (¿para qué alargar tanto una película?)

The Golden Circle cumple como segunda entrega. Nos da más de este mundo de espías mientras intenta conservar la esencia de su predecesora. Lástima que queda por debajo, pero eso no quita los gratos momentos y las risas.

Calificación: 3.5/5

Screens: A

P.s. Hay un cameo de cierto músico muy famoso. En ratos, divertido, en otros parece simplemente una burla a nuestra inteligencia. No supe cómo sentirme. 



Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...
Screen te está Buscando
More... more...

No necesitas ser un profesional o escribir como un premio Nobel de literatura, puedes tener errores (nosotros te ...

Leer más...