Reseña - Spider-Man: Homecoming

Para muchos el ver en poco tiempo a un nuevo arácnido es demasiado y quizá no ha logrado crear la expectativa necesaria para que todo mundo esté hablando de ella, pero ¿en verdad vale la pena esta nueva entrega del Hombre Araña ahora en el Universo de Marvel? 

Spider-Man en mi opinión es uno de los dos superhéroes más importantes y relevantes de los cómics, él junto Batman son los más grandes íconos y vendedores de parafernalia 'comiquera' en la actualidad y cuando se anunció hace un par de años que tendríamos al Hombre Araña al lado de Los Vengadores a poco tiempo de haber salido The Amazing Spider-Man interpretado por Andrew Garfield, las reacciones no se hicieron esperar al especular que este mismo actor podría saltar directamente a aquél tan anhelado universo, pero la sorpresa (aunque obvia) fue que un nuevo actor estaría encarnando a aquél tan importante personaje de Marvel nuevamente, Tom Holland sería el que llevaría la gran responsabilidad de mostrarnos a un Spider-Man a la altura de lo que muchos habíamos pedido por años, y con este estreno por fin sabemos si en verdad se logró un poco de eso que esperamos ver en el cine.  

Spider-Man: Homecoming nos muestra un Spidey digno de lo que hemos visto en el resto del universo de Marvel, pero ¿esto es bueno? Sí y no. Es obvio que siendo un personaje tan importante para la gente siempre tendrá sus detractores y sus obvias comparaciones con Tobey Maguire y Andrew Garfield, pero siendo objetivos y dejando un poco de lado el fandom, Holland hace un buen personaje y logra reflejar mucho de lo que debe ser Spider-Man: un adolescente muchas veces inseguro, hiperactivo, que busca encajar en algún lugar, que está descubriéndose y sabiendo quién es en realidad y eso ha sido el personaje por mucho tiempo, alguien que refleja lo difícil y muchas veces patético que es el crecer y ser un adolescente, pero siempre con esa actitud de querer mejorar y ayudar a los que se encuentran a su lado.  

Iniciando por este aspecto, la cinta refleja ese sentir de los cómics de Spidey, donde apenas está sabiendo cuánto puede lograr por sí mismo y el potencial real que tiene, y durante toda la película se nota cómo gradualmente entiende eso, va entendiendo que puede hacer más de lo que se había imaginado y que es mucho más que un accidente con súper poderes. Este punto está bien reflejado en la actuación de Holland y bien marcado por el director de la película Jon Watts, aunque esto no es suficiente porque el arácnido va aún más allá de ser sólo conflicto puberto y mucha de la película llega a caer en esto, llegando a sentirse un poco forzado ese aspecto, aunque no demerita todo lo que pasa alrededor de Peter, ya que los personajes de refuerzo lo ayudan a darle sentido a esa lucha por querer ser alguien, y la película básicamente es eso: Querer pertenecer y ser alguien.  

En Homecoming el típico inicio de un superhéroe lo dan por sentado, ya que lo hemos visto en dos ocasiones y sigue demasiado fresco en nuestras mentes y no era necesario el ver nuevamente cómo una araña pica a Peter Parker y se descubre trepando muros, no, simplemente inicia después de los hechos en Civil War y de cómo los actos de las guerras causadas por Los Vengadores siguen repercutiendo en la vida cotidiana de la gente, y ese llega a ser el detonante para que nuevas amenazas aparezcan. En verdad contar más del desarrollo de la película sería quemar mucho del trabajo de los actores, ya que por suerte en los tráilers no nos mostraron toda la película, sino que supieron mesurarse con cosas que ocurren casi al inicio del filme, pero nada en verdad que fuera tan relevante.  

Lo que sí puedo decir es que la elección de Michael Keaton como Vulture fue un gran acierto, ya que fácil podemos tener una de las mejores interpretaciones en villanos de Marvel (tomando las series que hemos visto en Netflix y en las películas) puesto que logramos conocer un poco más de este personaje, tiene un desarrollo en escena bien formado, con escenas donde se muestra una calidad actoral respetable de Keaton, enseñándonos que no sólo es un villano de relleno ,sino alguien que puede tener una trascendencia en toda la película, algo que no se había visto en realidad en las películas de Marvel, donde los villanos son simples, sin mucha coherencia y demás olvidables, aunque pueden pensar en Loki, pero él jamás fue un villano realmente, sólo alguien con problemas familiares y berrinches inexplicables de hijo ignorado. Aquí al fin tenemos un villano para recordar como pasó con el Doctor Octopus en la segunda película de Maguire, lo cual agradezco. 

Todo este desarrollo de personajes se complementa con todos los momentos cómicos, de tensión y de aprendizaje por parte del protagonista que nos dejan ver un poco de cómo se debe manejar un enorme icono al lado de otros sin ser opacados, lo que nos lleva a Tony Stark y al miedo que muchos teníamos de saber si sería un "Iron Man 4", sí tiene un par de escenas, pero en ningún momento se apropia de la película ni llega a ser algo que la arruine, sólo es un elemento más para darle hilo con The Avengers y futuras películas en conjunto. Como buena película de cómics, Homecoming está plagada de referencias a varias épocas de las historias de La Araña de Queens, desde nombres de otros villanos, lugares importantes para Spider-Man y más contemporáneamente a los cómics del universo Ultimate, pero sin dejar de lado a la serie noventera con la que muchos crecimos viendo (una recomendación, cuando salga Vulture en escena presten atención, Keaton tiene un par de referencias a uno de sus papeles más importantes en el mundo de los superhéroes en esta película, en especial dos escenas que son claros guiños a ese personaje) .  

Y en aspectos más técnicos las referencias musicales toman muchos de los temas clásicos de Spider-Man, aunque en realidad algunos esperábamos poder escuchar aquel intro de la serie de los 90's; la fotografía respeta demasiado a todo el estilo que vemos en Marvel, pero aquí no se abusa tanto de la habilidad de ir colgándose entre los edificios que sobreexplotan en las otras cinco películas anteriores de Spider-Man, sino que por primera vez lo vemos más al nivel de la calle, peleando en el suelo casi en su totalidad pero haciendo uso de sus habilidades gimnásticas, y curiosamente le podemos ver en una situación que muchos habíamos pensado, ¿qué pasa cuando no hay edificios cerca para estarse colgando? Pues aquí lo podemos ver, y eso nos da como resultado un aspecto más natural de este nuevo Hombre Araña.  

Spider-Man: Homecoming nos entrega un paquete que satisfará a los fanáticos del trepamuros de Marvel, con Tom Holland que balancea perfectamente los dos lados del personaje sin quedarnos a deber como Peter Parker ni como Spidey, un villano memorable y complejo como nunca hemos visto en el MCU. Se hizo un excelente trabajo en aprovechar varios de los elementos fundamentales del personaje para darnos una película que sí está a la altura de las mejores historias antes vistas de este héroe.

Calificación: 4 / 5

Screens: A



Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...
Screen te está Buscando
More... more...

No necesitas ser un profesional o escribir como un premio Nobel de literatura, puedes tener errores (nosotros te ...

Leer más...