Reseña - El Depredador

El alien cazador más icónico del cine regresa después de 31 años, dos secuelas y unos spin-offs. ¿Qué puede ofrecer El Depredador a esta saga que ha sufrido tantos altibajos?

Un Depredador llega a la tierra, escapando de una persecución con una nave extraterrestre y estrellándose en México, la unidad de Quenn McKenna (Boyd Holbrook) se encuentra con el naufragio, tienen un enfrentamiento con la criatura que deja solo vivo a McKenna, este recupera parte del equipamiento del Depredador y lo envía de forma indirecta a su casa para mantenerlo a salvo, ya que el agente Traeger (Sterling K. Brown) llega a la escena de la batalla para recuperar todo lo relacionado con el extraterrestre. Treager asegura la nave y el Depredador herido y lo lleva para que lo inspeccionen especialistas, entre los que se encuentra la bióloga Casey Brackett (Olivia Munn). En Estados Unidos quien recibe el paquete con la tecnología del Depredador es el hijo autista de McKenna, Rory (Jacob Tremblay), quien logra descifrar su funcionamiento y poniéndose en riesgo al atraer la otra nave con otro Depredador.

Hasta aquí parecía que la película se iba poniendo interesante, pero en realidad todo empieza a descontrolarse al presentarse a “Los Locos”, un grupo de soldados con algún problema psicológico que les causo problemas con el ejercito, al que se les une McKenna. En este grupo TODOS son el personaje chistoso de la película y el director se da el tiempo para que todos lancen alguna línea cómica cada que se pueda.

La dirección y guión vienen de la mano de Shane Black, quien ha dirigido Iron Man 3, Kiss Kiss Bang Bang y The Nice Guys, además tuvo un papel en la primera película de Depredador por lo que se pensaría que el trato de primera mano con la historia original le daría a Black una gran ventaja con la saga y lograría regresarla a su mezcla de acción con suspenso que hizo la primera tan sobresaliente, pero no, al contrario, con cada minuto que pasa todo lo que se plantea en los primeros minutos de la película va destruyendo por el guión poco estructurado y personajes, que si bien pueden llegar algún momento simpático individualmente, muchas veces al interactuar entre ellos se vuelve algo incómodo, dejando de lado la historia en algunos momentos solo por continuar con la comedia.

El punto más negativo que le encuentro es que se vuelve una comedia (no muy buena) y por este enfoque se empiezan a ocurrir cosas sin sentido que tratan de subsanar el poco desarrollo de la historia, los personajes empiezan a saber cosas solo porque sí, incluyendo a los Depredadores que tienen un enorme y profundo conocimiento acerca de la geografía de Estados Unidos.

La muy poca acción que tenemos en pantallas es realmente buena, es brutal y muy gráfica como uno esperaría de estos cazadores alienígenas.

The Predator carece de consistencia en muchos aspectos, la plaga de comedia que tiene es un ejemplo perfecto que el efecto Marvel no se puede aplicar a todo. Si son fanáticos de la saga, puede que salgan del cine (muy) decepcionados e incluso algo enojados, pero si solo vas buscando una película divertida (aunque sea por ridícula) esta es una buena opción. Viendo el lado bueno es que si son fans de las películas de Alien vs Depredador, pueden sentirse felices que ahora esas historias son parte del canon.

Calificación: 2.5/5

Screen: D



Twitter

Cinema

Facebook

Nuestros talentos
Muy pronto podrás estar en contacto con...

Con el Staff de Screen.

Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...
Screen te está Buscando
More... more...

No necesitas ser un profesional o escribir como un premio Nobel de literatura, puedes tener errores (nosotros te ...

Leer más...