Reseña - It

Una nueva adaptación fílmica de la más famosa novela de Stephen King, siendo la segunda vez que ha sido llevada a una pantalla, ¿podrá la visión de Andrés Muschietti hacerle justicia a la obra original y superar la nostalgia que existe por la primera adaptación noventera?

La película trata de un pueblo de Maine llamado Derry, en el cual habita un ente maligno que adopta forma de payaso para atraer niños y posteriormente alimentarse de ellos y de sus miedos. Este payaso, Pennywise, resurge cada 27 años (curiosamente el mismo número de años que pasaron desde la primera versión cinematográfica de Eso hasta la presente) y es un grupo de niños el que se da a la tarea de derrotarlo a causa de la desaparición del hermano pequeño de uno de los protagonistas causada, obviamente, por Pennywise.

Antes que nada, debo aplaudir a los camarógrafos que participaron de esta filmación; los movimientos bruscos de las cámaras son nulos (a excepción de los intencionales), cosa inusual en las películas de terror de la actualidad.

En esta versión, la trama se centra más en el Club de los Perdedores, en su amistad y no tanto en el payaso Pennywise; tampoco se centra en la historia de cada uno.

El Losers’ Club está conformado por siete niños y son ellos los que enfrentarán al payaso; los niños son Bill Denbrough (Jaden Lieberher), Beverly Marsh (Sophia Lillis), Eddie Kaspbrak (Jack Grazer), Stanley Uris (Wyatt Oleff), Mike Hanlon (Chosen Jacobs), Ben Hanscom (Jeremy Ray Taylor) y Richie Tozier (Finn Wolfhard). La manera en la que los personajes son adoptados por sus respectivos actores es impecable y captura a la perfección la esencia que King les da en el libro. Presiento un reto para los protagonistas de la segunda entrega el poder estar a la altura de todos estos jóvenes.

No podré terminar de aclamar las actuaciones infantiles, pero empezaremos por Sophia Lillis. En la miniserie de 1990, Beverly es interpretada por Emily Perkins y deja mucho que desear como tal, pero Sophia es la indicada para el papel; parece que nació para dar vida al personaje justo como se describe en el libro. Con su actitud despreocupada y ese aire de "chica mala" brilla como debería. 

Finn Wolfhard y Jack Dylan Grazer se adueñan de sus papeles (Richie Tozier y  Eddie Kaspbrak respectivamente) de una manera increíble, no queda duda en que uno de los dos, cuando menos, será nominado a algún premio. Las personalidades de ambos dentro de la película le dan un toque humorístico que contrarresta la tensión creciente respecto al payaso.

Dado que la película se centra en los niños, no hay tantos jump scares. Tiene una dosis correcta; no hay suficientes como para resultar tediosos ni tan pocos para que resulte aburrido. Estos jump scares fueron bien utilizados, pero si leíste el libro son bastante predecibles a pesar de que el film no está tan apegado a éste.

Bill Günther Skarsgård es el actor sueco que personaliza al nuevo Pennywise. El miedo que infunde el payaso no pasa de la pantalla y en algunas escenas ni siquiera pasa del traje y zapatos con pompones naranja. No cabe duda en que Bill interpretó bien el papel, pero se nota que no salió de su zona de confort por completo, cosa que considero esencial al dar vida a un personaje de personalidad monstruosa y caótica como lo es Pennywise.

Los efectos de sonido fueron concisos, perfectos para mantenerte al borde del asiento con la expectativa de lo que pasará a continuación.  

El ritmo de la película no es muy rápido, es justo para introducir a los personajes, sus experiencias individuales con Eso y la manera en la que se forma su amistad. Sin embargo, no se puede comparar con el libro. Lo digo en serio, ¡no lo hagan, no lo comparen!.

En el libro se crea un ambiente de desesperación por saber qué es lo que pasará a continuación y King se las ingenia de algún modo para sorprender todas las veces. La película tiene un enfoque mucho más directo hacia la caza de Pennywise, la cual se ve intercalada con un grupo de bullies encabezado por Henry Bowers (Nicholas Hamilton) que busca fastidiar justamente a estos 7 niños. Curiosamente, es ese mismo bullying el que une a los Perdedores.

It  podría ser categorizada como cine dramático o de suspenso, pero esa clasificación no le quitó al director la habilidad de hacernos sentir más que miedo. La empatía por los niños perdidos, el apoyo entre amigos, la confianza y la gran amistad que comparten no pasan desapercibidos. La angustia y la tristeza también están presentes; esta película no podría mejorar en este aspecto.

Para los lectores del libro será un gran intento de serle fiel a la historia, pero no recomiendo asistir con la idea de lo será, existe una gran cantidad de detalles faltantes, algunos muy importantes, que fueron sacrificados en favor de ofrecer una película más coherente y con un ritmo dinámico, enfocada principalmente en hacernos creer en el lazo de amistad entre los jóvenes actores. Sin duda saldrán espantados de la sala de cine con grandes deseos de ver la siguiente parte de la historia (ahí está el reto en verdad).

Calificación: 4.5/5

Screens: A



Twitter

Cinema

Facebook

Nuestros talentos
Muy pronto podrás estar en contacto con...

Con el Staff de Screen.

Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...
Screen te está Buscando
More... more...

No necesitas ser un profesional o escribir como un premio Nobel de literatura, puedes tener errores (nosotros te ...

Leer más...